Ahora estás visitando el sitio web de Philips lighting. Tienes disponible una versión localizada.
Sugerencias

    Cinco consejos para cultivar con LED

     

    La iluminación mediante LED se está aplicando cada vez a mayor escala en invernaderos, tanto para cultivos hortícolas como en floricultura. Aunque ya se ha comprobado que muchos cultivos crecen bien bajo la iluminación 100 % LED, en ocasiones se opta por una solución híbrida como primer paso.

     

    La iluminación HPS genera calor por radiación del que carece la mayor parte de la iluminación mediante LED. Los módulos LED que más se están aplicando en la actualidad tienen una eficiencia de 3,2 a 3,7 µmol de luz por julio de electricidad, y en el caso de HPS, con una eficiencia de 1,8 µmol/J, esto supone entre un 40% y un 50% menos.

     

    Además del ahorro energético, esta gran diferencia tiene la ventaja de que se puede controlar mejor el clima, dirigiendo el calor y la luz por separado. Sin embargo, como agricultor hay que tener en cuenta de forma constante las condiciones climáticas y de cultivo adecuadas para la forma en que se aplica la iluminación mediante LED. Como es natural, hay grandes diferencias entre los cultivos, pero también existen diversos factores comunes. Es por ello que nos gustaría compartir lo que nos ha enseñado la experiencia.

     

    Consejo n.º 1: uso óptimo de la iluminación con LED regulables

    Como es obvio, se elegirá un espectro LED con resultados probados para el cultivo en cuestión. Para muchos cultivos se ha desarrollado la receta de luz y podemos seleccionar entre una base de datos con más de 150 recetas de eficacia probada.

     

    Cuando se sustituye parcialmente la iluminación HPS por cultivos con LED, el nivel de luz total en el invernadero suele aumentar de forma considerable. Especialmente en ese caso, resulta útil poder regular la intensidad de la iluminación mediante LED: con una instalación regulable se puede responder tanto a las necesidades del cultivo como a las condiciones meteorológicas y al mercado energético, sin hacer concesiones a la uniformidad de la luz.

     

    Una ventaja adicional de los LED regulables es que son aproximadamente un 10% más eficientes cuando se atenúan. Esto reduce el consumo energético por unidad de luz.

     

    Consejo n.º 2: la actividad del cultivo es la clave

    La división de los asimilados creados por la fotosíntesis es un aspecto importante a tener en cuenta. Es una inconveniente hacer que la planta absorba toda la iluminación con una instalación de iluminación artificial, pero hay que cuidar la creación de circunstancias para que la planta distribuya los asimilados en las partes de la planta donde nos gustaría que fueran, que suelen ser los frutos o las flores. De esta forma, sino se toman las medidas adecuadas, el cultivo podría tener muy poca evaporación, la temperatura de la planta podría permanecer demasiado baja o absorber insuficientes fertilizantes.

     

    Debido a la ausencia de calor por radiación, en algunos cultivos con LED se utiliza más intensamente el apantallamiento y las ventanas permanecen cerradas más a menudo para mantener el calor dentro del invernadero. Esto puede dar lugar a un clima demasiado pasivo, en el que la planta presenta problemas de evaporación.

     

    Hay diversas opciones para mantener la planta activa. En este sentido, la clave es el drenaje del líquido alrededor de la planta. También se puede plantear un movimiento adicional del aire mediante ventiladores, por ejemplo, o añadiendo un tubo de calefacción mínimo, en combinación con un hueco en la pantalla y, quizás, dejando las ventanas ligeramente abiertas. La deshumidificación activa mediante unidades de tratamiento de aire, también es una opción perfecta combinada con los cultivos con LED. De este modo, se puede filtrar y deshumedecer de forma activa con un aporte de energía limitado.

     

    En muchos casos hemos visto que la energía que se ahorra gracias cultivar con LED se debe compensar ligeramente con un mayor aporte de calor. La cantidad de aporte de calor adicional que se necesita difiere mucho según la situación del cultivo, pero el ahorro energético neto en comparación con HPS es considerable si se suman la electricidad y el calor. Además, en la mayoría de las situaciones, el calor también tiene un coste inferior a la electricidad.

     

    Consejo n.º 3: las reglas de la planta

    Para un crecimiento óptimo, la planta siempre debe ser el centro. Con el tiempo, el cultivo mostrará, en función de la luz ofrecida, hasta qué nivel crecerá según el desarrollo deseado. De esta forma, hay que vigilar la absorción de agua, la velocidad de desarrollo, etc. y ajustar el clima en consecuencia para mantener el cultivo equilibrado. Por ejemplo, cabe considerar el equilibrio de la humedad, la estrategia de poda y el ajuste de la CE o la receta de nutrientes cuando sea necesario.

     

    Para el cultivo, una temperatura de invernadero de 20 grados con HPS es muy distinta a la de 20 grados mediante LED. Esto significa que, al cultivar con LED, hay que fijarse más en la temperatura de la planta en lugar de la temperatura del entorno. También puede ser una buena idea fijarse en la temperatura de las partes de la planta por separado. Cuando las fuentes de calor se aplican de forma diferente, esto puede influir en la temperatura de las raíces y los frutos, en comparación con la parte superior de la planta. Un ejemplo de esto son los cultivos en espaldera, en los que se usan mucho más los tubos de crecimiento con la iluminación LED o híbrida, para tener un efecto directo en la temperatura de los frutos.

     

    Consejo n.º 4: controlar la temperatura de la planta mediante apantallamiento

    En muchos casos, vemos que los productores que usan una pantalla de energía además de pantallas de sombra, son más flexibles y tienen un mayor control sobre la humedad y la temperatura de las plantas, en comparación con los productores que solo tienen una pantalla.

     

    Utilizar una pantalla energética para controlar la temperatura de las plantas supone una gran ventaja. Especialmente los productores que están acostumbrados a la iluminación con HPS de alta intensidad no siempre son conscientes del efecto de la radiación térmica de las luces, cuando la emisión desde el exterior es baja o incluso negativa. En muchos casos podría ser una buena opción cerrar la pantalla energética casi por completo, limitando la emisión del cultivo a la atmósfera, mientras que el intercambio de aire y la deshumidificación pueden continuar.

     

    Consejo n.º 5: seguir calculando en función de la suma de luz

    Al aplicar intensidades de luz más elevadas, la luz será un factor de crecimiento limitante en un cultivo en menor grado. La iluminación artificial hará que las sumas de luz sean estables en invierno. Por tanto, hay que usar la suma de luz disponible para crear un cultivo estable que garantice la continuidad. La luz se convierte en un cuello de botella menos importante, especialmente cuando el calor y la luz se pueden dirigir por separado con la iluminación mediante LED. Esto no significa que el agricultor no deba estar al tanto de las sumas de luz que deben alcanzarse y del potencial de crecimiento o producción que ello conlleva. Al conseguir cargas de plantas demasiado elevadas, el cultivo se desequilibra, lo que conlleva una difícil recuperación en invierno. Hay que tener en cuenta una densidad de plantas realista, el peso de la cosecha, la fase de cosecha y la estrategia de poda. 

     

    Cómo cultivar con LED con éxito

    Cada vez son más los productores que se pasan cultivo interior con LED eficiente energéticamente y se convencen de sus posibilidades. Para aprovechar todo potencial, hay que pulsar una serie de "botones" para sacar el máximo partido al cultivo. No hay que pensar solo en la luz, sino en todos los factores de crecimiento del invernadero y dejar que la planta guíe las decisiones.

     

     

    leontiene
    Leontiene van Genuchten es especialista en plantas para la floricultura en Signify. Es una investigadora práctica dedicada en cuerpo y alma a las necesidades de los productores. Desde que comenzó a trabajar en Philips Lighting en 2015, Leontiene ha colaborado con investigadores y productores para desarrollar y mejorar las tecnologías de iluminación LED que hay en la floricultura.
    erik
    Erik Stappers es botánico especializado en hortalizas en Signify. Su enfoque está en los cultivos en espaldera y verduras de hoja verde. Erik participa estrechamente en proyectos en Europa Occidental y trabaja junto con los productores para crear la solución óptima para su cultivo y situación.