Más marcas de

Principios básicos de un diseño de productos circular

 

Tomar, hacer, derrochar:  este ha sido el modelo de producción tradicional durante décadas. Con el paso del tiempo, hemos aprendido que esta economía lineal tiene algunos defectos profundos e inherentes.

La economía lineal no solo produce cantidades incalculables de materiales inutilizables y no reciclables, y por lo tanto afecta negativamente al medio ambiente, sino que tampoco favorece la sostenibilidad, un componente fundamental del crecimiento económico efectivo. Según la revista científica Nature, prolongar la vida útil de los recursos existentes podría "reducir las emisiones de algunos países hasta el 70 por ciento... y disminuir enormemente los recursos."

 

Con el fin de utilizar los recursos de una manera más eficiente y económica, muchas empresas están adoptando un enfoque de economía circular, que el contexto del sector de la iluminación toma la forma de la iluminación circular.

 

En pocas palabras: ¿Qué pasaría si su solución de iluminación no fuese un producto, sino un servicio? Históricamente, cuando una empresa compraba equipo de iluminación, sabía que la vida útil de ese hardware, junto con la rentabilidad de la inversión de la empresa, era finita. Se puede decir esto de productos de todos los tipos; solo hay que pensar en cómo los fabricantes de teléfonos han atrapado a los consumidores en un ciclo interminable de modelos cada vez más mejorados.

 

Al igual que los usuarios de teléfonos móviles, las necesidades de su empresa pueden cambiar con el tiempo, provocando actualizaciones antes de que el ciclo vital físico del producto haya finalizado realmente. Finalmente la mayoría de los productos se desechan, generando así residuos y dando lugar a la necesidad de un producto que los sustituya y, en última instancia, una inversión totalmente nueva. El cada vez más popular modelo de negocio de Luz como servicio (Light as a Service, LaaS) ya se basa en la idea de que no necesitamos poseer las luminarias para beneficiarnos de ellas; en lugar de eso, el contrato puede incluir el mantenimiento y los servicios técnicos para mantenerlos en un estado de funcionamiento óptimo.

 

Pero LaaS solo aborda una parte del reto. Para participar realmente en la economía circular, las empresas necesitan un servicio de iluminación circular, que requiere productos preparados para la economía circular.

Desarrollo de una iluminación mejor

Con la iluminación circular, la idea es crear un ecosistema que tenga un impacto mínimo en el medio ambiente y ofrecer la máxima rentabilidad a los clientes.

 

¿Cómo funciona? Las empresas que necesitan iluminación mediante LED de última generación pueden comprar un contrato de servicios que incluya instalación, rendimiento y mantenimiento. Cuando finalice el contrato, el equipo se puede reutilizar o devolver para su reciclaje. Mientras que el modelo de LaaS le permite pagar por la iluminación en lugar de pagar las luminarias, la iluminación circular lleva este concepto a un nivel totalmente nuevo: usted no recibe simplemente una luminaria de iluminación estándar, sino productos de mayor duración cuyo uso se puede replantear o se pueden reutilizar, reacondicionar o reciclar por completo.

 

Este modelo aprovecha al máximo los valiosos recursos, reduciendo la cantidad de presión sobre el medio ambiente al mismo tiempo que satisface la demanda de iluminación de calidad superior. La antigua economía de tomar, hacer y derrochar se sustituye por una alternativa circular basada en una mentalidad innovadora y más responsable: hacer, usar, devolver.

Empresas preparadas para el futuro con un contrato cada vez

 

En un mundo en el que es fundamental preparar su empresa para el futuro, es decir, anticiparse y prepararse para los cambios que sufrirá la tecnología de la que depende, son muchas las ventajas de un sistema regenerativo y el diseño de productos relacionados.

 

Dicho esto, hay muchas cosas que se deben tener en cuenta cuando se selecciona un contrato de iluminación. Las preocupaciones habituales son los costes ocultos, las tarifas de eliminación, la complejidad que supone actualizar los productos y, por supuesto, el propio producto. No siempre resulta obvio que los productos que se utilizan durante un contrato de servicios están optimizados para una economía circular y cumplen lo que prometen.

 

¿Cómo se puede saber si los productos que se utilizan durante el contrato de servicios están optimizados para una economía circular?

 

En Philips Lighting ya hemos proporcionado un marco claro y orientación sobre cuáles son lo elementos fundamentales de los productos verdaderamente circulares. Tomemos como ejemplo Philips Pacific LED gen4. La nueva Pacific LED, una de nuestras luminarias preparadas para la economía circular, elimina las molestias derivadas de poseer y mantener un sistema de iluminación y es un verdadero componente de la ejecución de un contrato de iluminación circular. Hace todo esto a través de:

 Facilidad de actualización: Después de la instalación, la luminaria ofrece una alta eficiencia de hasta 140 lm/W y un ciclo vital medio de 100 000 horas, y puede lograr un ahorro del coste de la energía de hasta el 60 por ciento. Además, la luminaria se puede actualizar para sistemas de iluminación como Philips GreenParking en cualquier momento tras la instalación y los usuarios pueden beneficiarse de un ahorro aún mayor en cuanto a eficiencia y gastos de explotación gracias a la inteligencia integrada de la luminaria.

 

• Facilidad de mantenimiento Los componentes modulares se pueden mantener de forma sencilla y sin esfuerzo. Para empezar, estos productos tienen una tasa de fallos un 50 por ciento inferior o menos del 0,5 por ciento a 5000 horas, y una vida útil un 30 por ciento más larga que una luminaria de iluminación estándar. La luminaria puede funcionar en los entornos más exigentes, desde instalaciones de almacenamiento en frío hasta lavacoches.

 

 Diseño modular y facilidad de desmontaje: Los componentes modulares normalizados son también fáciles de desmontar y reutilizar según las necesidades. En cinco pasos o menos, nuestros componentes de pueden desmontar sin riesgo para las partes individuales.

 

 Reciclaje sencillo: Una vez desmontados, los productos y componentes preparados para la economía circular se pueden desechar en procesos de tratamiento de residuos independientes. La ausencia de controladores empotrados, conexiones pegadas e interbloqueos, que pueden resultar difíciles de desconectar, facilita el reciclaje, lo que significa que los materiales se pueden reciclar casi por completo.

 

La economía circular no solo impulsa la innovación y hace un mejor uso de los recursos, sino que sus implicaciones en el sector de la iluminación permiten también a las empresas hacer un mejor uso de su instalación de iluminación y beneficiarse de las actualizaciones continuas con el paso del tiempo. Además es importante tener en cuenta que la colaboración con una empresa que suministre luminarias verdaderamente preparadas para la economía circular y se encargue del replanteamiento del uso al final del contrato, es la única manera de participar en un modelo de producción que se ha creado para beneficiar tanto a ambas empresas como a nuestro mundo moderno.

 

Visite nuestro sitio web para obtener más información sobre la iluminación circular y examinar más detenidamente cómo está modernizando nuestra forma de hacer negocios. Puede echar un vistazo también a nuestra luminaria preparada para la economía circular, la Pacific LED gen4.