El cambio
es una constante

 

El espacio de trabajo ha evolucionado increíblemente a lo largo de los últimos 100 años, desde espacios individuales orientados al desarrollo de tareas en el siglo XX, a espacios colaborativos, flexibles y abiertos en el siglo XXI.
 

El impacto económico, social y tecnológico, sumado a la creciente concienciación sobre el bienestar de los empleados han provocado la necesidad de nuevos espacios de trabajo, lo que ha favorecido una nueva perspectiva de arquitectos, inversores y diseñadores a la hora de crear estos espacios.

Infografía Historia del cambio en el espacio de trabajo

Oficina de principios del siglo XX

 

  • Escritorios fijos
  • Orientada a las tareas
  • Jerarquías estrictas
  • Trabajador sin empoderamiento 

Mediados  del siglo XX

 

  • Oficinas sin tabiques
  • Mayor comunicación
  • Inicios de la electrónica
  • Métodos de trabajo más eficaces
  • Trabajo autónomo todavía orientado a tareas

Finales del
siglo XX

 

  • Introducción de la tecnología informática
  • Democratización del espacio de trabajo
  • Trabajo colaborativo
  • Comunicaciones portátiles
  • Horario flexible
  • Terminales compartidos

Principios del siglo XXI

 
  • Eficiencia del espacio de trabajo
  • Salud y bienestar identificados
  • Preocupación por el medio ambiente
  • Conectividad digital
  • Deseo de control y opción
  • Empoderamiento del empleado
  • Enfoque en la productividad y la eficiencia
  • Trabajo colaborativo por medios digitales, p. ej. Skype